Title
Iniciar sesión Register
Memorias de Alumnos PDF Imprimir Correo electrónico

“Una insaciable pasión por el arte del baile” – Léo Lérus, Bailarín profesional
Conocí a Léna Blou en 1990, y desde el primer día, ella se dedicó a acompañarme en mi evolución artística. Ahora, después de muchos años, aún siento esa implicación cada vez que yo entro en el estudio de danza. Léna es así: ella se implica, exige, educa, eleva y quiere conocer y entender a cada una de las personas con quienes tendrá que trabajar. Es gracias a este comportamiento que Léna logró el apodo de “Tati Léna” porque, tal como una madre, una hermana mayor, una tía, una abuelita, ella confía en si misma y en los demás.
En 1993 tuvo la loca idea de mandarme al “Conservatoire de Paris” (CNSMDP) y desde entonces, yo evoluciono en esa amplia y fascinante profesión de bailarín. Mèsi Tati… Y yo diría que a lo largo de los años, me di cuenta de la clarividencia, de la experiencia, y de la muy gran sabiduría y comprensión que Léna supo lograr. Tan como bailarina que como coreógrafa y pedagoga.
Su insaciable pasión por el arte del baile nos llevó a la Techni’ka, fruto de una intensa investigación metódica de nuestro Gwo Ka. Concluiré entonces añadiendo que somos muy afortunados en tener una fuerza tan grande en Guadalupe y en el Caribe. Una fuerza que ha sabido extender lo que nos fue legado por nuestra cultura.

Honor y respecto a ti Léna.

 

 

« Plus qu’une école, une famille » - Karine P.
« Fue en 1989. En aquella época, Lénablou daba clases de jazz en el Centro de las Artes de Pointe-à-Pitre y la encontré allá por primera vez. Mi padre me llevo, y yo encuentro a Lena. Ella está en medio de una clase, pero me acuerdo de que toma el tiempo de mirarme y saludarme con un cabeceo antes de proseguir con los giros y los “grands jetés”. Yo acababa de cumplir los 10 años y Léna ya se había vuelto « Mi Tía Lena »!! El CDEC por fin abrió sus puertas y hoy es como si yo hiciera parte de las paredes. Pasé (i y sigo pasando!) unos de los mejores momentos de mi vida. Es lo que es el CDEC. Es mi vida, mi familia. Más allá de la danza, el CDEC me hizo crecer. He llorado, reído, me he irritado mucho pero nunca he lamentado haber encontrado el CDEC y a Léna.
A través de la danza, he aprendido sobre todo a abrir mi corazón y mi mente a los demás, tales como son. El CDEC sigue aportándome tesoros de motivación, de creación y de bien estar que aún me sorprenden!

 

« En la escuela de la vida »- Géraldine P.
Para mí, el CDEC es ante todo una historia de amor. Me recuerdo mis primeros pasos en 1992, yo había pasado 9 años estudiando ballet en otra escuela y llegué al CDEC muriéndome por bailar jazz moderno. Pero con la Sra. Lénablou, las cosas nunca pasan tan fácilmente. Su veredicto: « i Tu eres demasiado joven para el jazz! i Vas a estudiar danza moderna primero durante un par de año para que tu cuerpo se prepare a esa nueva materia! ». Yo no estaba muy contenta, i por supuesto! Pero muy rápido me sedujo la buena convivencia que reinaba en la escuela y también terminé por entender la decisión de Tía Léna (era así que la llamábamos en aquella época).
El CDEC es una muy buena escuela, la mejor para mí. Y yo digo eso después de haber conocido otras escuelas en Guadalupe y Martinica. No es solamente una escuela de baile, pero más bien una escuela de la vida: uno aprende a vivir con los demás y con sí mismo. Se creen relaciones fuertes con personas que sienten la misma pasión, el amor del baile a veces con objetivos diferentes, pero siempre con la misma fogosidad. Los espectáculos de fin de año son cada vez únicos e inolvidables para nosotros todos. Hoy tengo 26 años y si mi cuerpo me lo permita, realmente tengo la intención de seguir bailando aun durante largos años. Por último, quería agradecerles mucho a la Sra. Lénablou y al equipo entero por esos años de danza y felicidad.

 

Your are currently browsing this site with Internet Explorer 6 (IE6).

Your current web browser must be updated to version 7 of Internet Explorer (IE7) to take advantage of all of template's capabilities.

Why should I upgrade to Internet Explorer 7? Microsoft has redesigned Internet Explorer from the ground up, with better security, new capabilities, and a whole new interface. Many changes resulted from the feedback of millions of users who tested prerelease versions of the new browser. The most compelling reason to upgrade is the improved security. The Internet of today is not the Internet of five years ago. There are dangers that simply didn't exist back in 2001, when Internet Explorer 6 was released to the world. Internet Explorer 7 makes surfing the web fundamentally safer by offering greater protection against viruses, spyware, and other online risks.

Get free downloads for Internet Explorer 7, including recommended updates as they become available. To download Internet Explorer 7 in the language of your choice, please visit the Internet Explorer 7 worldwide page.